Cruz procesional, 1535

Cruz procesional, 1535

26.

Cruz procesional, 1535
Durante el Renacimiento y una vez superada la fase inicial tardogótica, las cruces adoptarán las formas abalaustradas, común a otras muchas piezas del período, en el diseño de sus brazos, o bien las liriformes, algo menos frecuentes. A finales del siglo se optará por la línea recta en los brazos (cruz de Francisco Merino en la Catedral de Sevilla) y por las superficies lisas, sin apenas adornos.