Juan de Arfe. Detalle del segundo cuerpo. Custodia de asiento de la catedral de Sevilla. 1580- 1587.

Juan de Arfe. Detalle del segundo cuerpo. Custodia de asiento de la catedral de Sevilla. 1580- 1587.

24.

El afán clasicista presente en su arquitectura, está igualmente presente en el repertorio ornamental elegido, donde se prescinde del grutesco monstruoso –de origen pagano y proscrito por el Concilio de Trento– en favor de un programa inspirado en cosas “vivas y honestas”. Son niños, pájaros y pámpanos de vid, de clara intencionalidad eucarística, que se entrelazan en los fustes del primer cuerpo, preludiando la solución dada por los artistas del barroco a la columna salomónica.