Juan de Arfe. Esquema de la iconografía de la custodia de asiento de la Catedral de Sevilla, 1580-1587.

Juan de Arfe. Esquema de la iconografía de la custodia de asiento de la Catedral de Sevilla, 1580-1587.

22.

El programa iconográfico que ideó el cultísimo canónigo de la Catedral Francisco Pacheco* era tan complejo, que hubo de publicarse un folleto explicando su sentido para evitar interpretaciones erróneas (Descripción de la traza y ornato de la custodia de plata de la Santa Iglesia de Sevilla, 1587). El plan tenía un valor docente y se centraba en explicar ciertos dogmas de la religión (triunfo de la Iglesia sobre la Herejía, Sacramentos, Mandamientos) y la continuidad del Antiguo en el Nuevo Testamento.

Descripción de la iconografía:

El primer cuerpo, sobre columnas de orden jónico, representa la Iglesia militante, con 36 escenas eucarísticas extraídas del Antiguo y Nuevo Testamento en los pedestales. Bordeando el pedestal se disponen seis imágenes sedentes de los padres de la Iglesia Latina, con Santo Tomás y el papa San Dámaso. En el interior, hoy se ubica la Inmaculada que sustituyó en 1668 al grupo alegórico de la Fe venciendo al protestantismo.
El segundo cuerpo lo ocupa el viril al que dirigen su mirada seis parejas de santos vinculados a la ciudad: Santas Justa y Rufina; San Isidoro y San Leandro; San Hermenegildo y San Sebastián; San Servando y San Germán; San Laureano y San Copóforo; San Clemente y San Florencio. Los relieves de los pedestales aluden a los seis sacrificios del Antiguo Testamento: Abel, Noé, Melquisedec, Abrahám, Moisés y Salomón.
El tercer cuerpo representa la Iglesia Triunfante. En el interior del templete figura el cordero apocalíptico, y en el basamento, seis relieves con representaciones de santos habitantes del Paraíso. En las impostas de los arcos se colocan medallones alusivos al sacrificio y oblación de Cristo.
El cuarto cuerpo posee la Trinidad en el interior y la Fe colocada en 1668.

*****

* El licenciado Francisco Pacheco (1535-1599) fue un humanista y erudito, así como poeta y epigrafista en latín y en castellano, del Renacimiento español, autor de la mayor parte de los programas iconográficos de la Catedral de Sevilla durante el último cuarto del siglo XVI. A menudo es confundido con su sobrino del mismo nombre, el pintor Francisco Pacheco del Río, maestro y suegro de Diego Velázquez.