Antonio de Arfe. Detalle de la custodia de la catedral de Santiago de Compostela, 1539-1544. Basamento de 1573

Antonio de Arfe. Detalle de la custodia de la catedral de Santiago de Compostela, 1539-1544. Basamento de 1573

7.

Sus estatuillas, distantes ya del goticismo de las de su padre, muestran –también los relieves– llamativos alargamientos y un dinamismo y una expresividad procedentes quizá de Berruguete, vecino de Valladolid como el platero.
Suyo es también el basamento o “asiento” de la custodia (1573), “con los más hermosos relieves de toda la platería del Renacimiento”, y que son testimonio de la extraordinaria habilidad alcanzada en sus últimos años. Dedicados al apóstol, están realizados con un sentido muy pictórico de la composición, la cual se abre en amplias perspectivas donde se insertan las figuras, de perfiles alargados y difuminados, y actitudes enérgicas.