Delabarre, Pierre (Círculo de). Francia. Cofre ochavado con entalles y camafeos. Segundo tercio del siglo XVII. 12,5 cm x 19,7 cm x 12 cm. © Museo del Prado.

Cofre ochavado con entalles y camafeos. Segundo tercio del siglo XVII.

18. Cofre ochavado con entalles y camafeos. Segundo tercio del siglo XVII.

Cofre octogonal prolongado, con tapa es plana, a ocho aguas. Toda su superficie está ricamente decorada por una trama de oro esmaltado, con diseño de hojas picudas entrelazadas. Entre los roleos vegetales se hayan distribuidos ciento cincuenta y dos camafeos y entalles engastados en óvalos con festones esmaltados, blancos y negros. Quizás su colocación sea aleatoria y se deba a exigencias de la estética, el colorido y los diferentes tamaños, pero la temática sugiere un cierto programa decorativo, pues, aparte de los motivos sin significado especial, como las series con escenas de amores, faunos y personajes menudos, y las consabidas cabezas masculinas y femeninas procedentes de series dispersas, se encuentran figurados los principales dioses de la Antigüedad clásica (Júpiter, Minerva, Apolo, Diana, Baco…) El amor y la belleza también están simbolizados: el entalle con un delfín, símbolo de la amistad fiel hasta la muerte, y la divisa: Amoris Habes Pignus; Amor y Psique, Cupido; Venus escuchando las quejas contra Cupido; las tres Gracias. Marte, presente dos veces. Menos agradables, las escenas del mundo subterráneo: Vulcano con su pilos y trabajando en su fragua. Asimismo se encuentran héroes, como Hércules, Alejandro, divinizado, y David, como héroe de la tradición judeocristiana, como vencedor de un enemigo más poderoso. Los camafeos son del siglo XVI casi todos, italianos en su mayoría, mientras que casi todos los entalles son antiguos.
El cofre es una obra importante para el estudio de la platería francesa y el coleccionismo europeo. La pieza formaba parte de la colección del cardenal Mazarino, fue vendido en la subasta de los bienes del cardenal y adquirido por el gran Delfín.