Cama encajada. Palazzo Davanzati, Florencia.

36.

Cama encajada (así se denominaba en los reinos españoles), construida con montantes, largueros y paneles ensamblados con los que se obtiene una estructura cerrada (el colchón queda en su interior) el zócalo o tarima de madera que protege de la humedad del suelo. Sirve de asiento (para las visitas: se recibe en la cama) y es practicable, a modo de arca, para guardar la ropa; el cabecero y el piecero están ya bien definidos.