Escritorillos de estrado

30.

Arriba izq. Escritorillo de estrado. Nogal, hueso y boj. 22 x 29,40 x 20,80 cm. Siglo XVI.
Escritorio en forma de caja rectangular de pequeño tamaño con tapa frontal abatible de madera de nogal, con decoración de embutido sobre macizo de hueso y madera de boj.
Los frentes de cajones decorados con embutido de triángulos de madera de boj en las molduras.

Arriba. der. Escritorillo. Nogal con taracea de boj. Siglo XVI.

Abajo izq. Escritorillo. Nogal, hueso, plata y otras maderas. Siglo XVI.
Escritorio de estructura prismática con dos tapas abatibles, una superior y otra delantera. Está realizado en madera de nogal maciza ensamblada, con las caras exteriores recubiertas de taracea geométrica de hueso, maderas de diversos colores y plata, formando recuadros con lacerías y formas estrelladas, componiéndose de pequeñísimas piezas de forma romboidal y triangular. La decoración del interior es similar a la descrita. El frente de gavetas consta de tres órdenes o registros horizontales, el superior al que se accede mediante la tapa, ya indicada, el central con dos gavetas y el inferior con tres de menor tamaño.

Abajo der. Escritorillo de estrado. Ébano y placas de marfil grabadas. Siglo XVII.

Las arquetas mudéjares irán evolucionando a lo largo del siglo XVI hacia el modelo que presenta cajones al exterior (frontal) protegidos por una tapa frontal abatible; la superior, también abatible, da acceso a un compartimiento de la anchura del mueble. Este tipo recibe el nombre de escritorillo de estrado. El modelo persistirá hasta el siglo XVIII, si bien sustituyendo la decoración de tradición hispanomusulmana por la renacentista y barroca.