Arcas de novia de la segunda mitad del siglo XVI (arriba izq.), siglo XVII (arriba der.) y XVIII (abajo)

24.

Desde fines del siglo XVI estas arcas irán perdiendo las pinturas, manteniendo la misma estructura de dos o tres paneles en el frente entre montantes, optando por la decoración de arquillos de talla aplicada y motivos vegetales barrocos; además, en lugar del alto zócalo moldurado (a veces esconden un cajón) sobre el suelo se prefieren las garras de león.