Arquibancos (pino y nogal). Fines del siglo XV.

16.

Están construidos según el sistema de bastidores, plenamente desarrollado, consistente en un entramado de montantes y largueros, que actúan como carcasa sustentante en la que se insertan paneles más delgados mediante ranuras y lengüetas. La decoración se centra en los entrepaños, que ostentan talla rehundida de pergaminos o plegado. Dicha ornamentación, así como la compartimentación en múltiples recuadros, remiten a los modelos mobiliares flamencos, que se imitaron profusamente en el occidente medieval a fines del siglo XV. El asiento es abatible y en su interior se aloja un cajón que ocupa todo el basamento del mueble.
Uno de estos ejemplares mide 107 x 148 x 73 cm.