Cáliz con sobrecopa. Plata dorada. 44 cm de alt. Metropolitan Museum of Art de Nueva York. Fines del siglo XV.

Cáliz con sobrecopa. Plata dorada. 44 cm de alt. Metropolitan Museum of Art de Nueva York. Fines del siglo XV.

46.

Los cálices con sobrecopa servían para la reserva eucarística, para distribuir la Sagrada Comunión entre los enfermos e incluso para la procesión del Corpus Christi, pues no era costumbre muy extendida todavía mostrar en público el Santísimo. Así se explica esta forma a la vez cerrada y riquísima de diseño.