1. Bodegón con objetos de plata, Juan Bautista de Espinosa, 1624. Colección Masaveu, Oviedo

Bodegón con objetos de plata, Juan Bautista de Espinosa, 1624. Colección Masaveu, Oviedo

1

Las piezas de uso civil que mencionan los inventarios son innumerables y manifiestan una especialización y un refinamiento sobresalientes a la vez que originalidad y funcionalidad. Por desgracia, es la platería más escasa en la actualidad. Las piezas más abundantes son jarros y fuentes (aunque rara vez se conoce el juego completo), saleros y pimentero, bernegales (piezas para beber; se solían colocar sobre una bandejita con pie, como muestra la pintura, tazas, bandejas, candeleros (para una sola luz), que son bajos a diferencia de los litúrgicos, y velones (para varias luces). Hace su aparición una pieza compleja que, siendo típica de este período, tendrá trascendencia funcional en otros tipos del siglo XVIII: el taller. Perfumadores, candiles, platos y cubiertos, orinales y otras piezas de menos interés también se han conservado.