2. Andrés Campos Guevara. Cruz procesional de 1630. Primer Barroco. Plata en su color. Fundida, esmaltada y picada de lustre.

Andrés Campos Guevara. Cruz procesional de 1630. Primer Barroco. Plata en su color. Fundida, esmaltada y picada de lustre.

2

Esta cruz es una de las creaciones más sobresalientes de la platería española del siglo XVII. Su autor, el artífice Campos Guevara, gozó de un reconocido prestigio entre los plateros de Valladolid, que en estas fechas fue de uno de los centros más destacados del país. La estructura de la cruz sigue el modelo de la cruz patriarcal de la catedral de Sevilla de Francisco Merino (fines del XVI) con sus brazos rectos terminados en ensanchamientos de tipo oval, perillas fundidas en los ángulos del cuadrón y macolla de templete con contrafuertes y cupulilla. El crucificado es pieza escultórica de una gran maestría. Los esmaltes, que le prestan a la pieza una riqueza inusitada por su variedad policroma, son el principal adorno de la cruz, como es costumbre en este siglo, y se localizan en las placas rectangulares de los brazos, en los botones elípticos de los extremos así como en los frentes y cupulilla del templete.