Escritorio taraceado sobre soporte a juego.

24.

Ébano, carey y bronce. Hacia 1660.
Los cajones de las calles laterales presentan un frente chapeado de carey con molduras de ébano que enmarcan la portada central, que sobresale cada vez más del plano frontal, con columnas exentas creando hornacinas que albergan pequeñas esculturas, en este caso una Minerva. Prácticamente cada elemento arquitectónico se convierte en un cajón o secreto.