Menú

Historia del jardín

La naturaleza al servicio del arte

París – Isla de Francia. Palacio Real

Buscando su acercamiento al Louvre, el cardenal Richelieu adquiere en 1624 el hotel de Angennes y encarga la construcción del Palacio-Cardenal a Jacques Lemercier tres años más tarde. A su muerte el cardenal dona el palacio al rey, convirtiéndose en el año 1643 en el Palacio Real. El jardín, formado por dos avenidas de olmos, parterres con bordados, dos estanques y un bosquete al fondo, es organizado en la parte trasera del palacio por el jardinero Pierre Desgots. En 1692 se convierte en propiedad de Monsieur, hermano del rey Luis XIV. En 1730 su hijo Louis el Piadoso manda cortar los viejos árboles y el jardín es rediseñado. Entre 1781 y 1784 se construyen los pabellones laterales que son alquilados a diversos comerciantes, y la composición hacia el norte es cortada por una galería de madera. A partir de entonces se convierte en centro de reunión y de diversión de los parisinos. Bajo la Retauración Louis-Philippe recupera la propiedad y en 1829 encarga a Pierre Fontaine la transformación en piedra de la antigua Galería de madera y la construcción de la columnata que separa el patio de honor del jardín. Hoy queda poco del antiguo jardín. Sigue rodeado por arcos y pilastras, y el jardín ha sido proyectado siguiendo el eje principal norte-sur. En el centro hay un estanque circular con chorros de agua, y en los lados cuatro hileras de tilos tallados en cortinas. Está adornado por una serie de esculturas de cierto valor como el Encantador de serpientes de Adolfo Tabard (1875), El Patre y la cabra de Paul Lemoyne (1830), y el Genio Latino de Jean Magron (1920), ofrecido a Francia por las naciones latinas de Europa y América. BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA: JARRASE, Dominique (2002), Lart des jardins parisiens, Paris, Parigramme. KJELLBERG, Pierre (1988), Le nouveau guide des statues de Paris, Paris, La Bibliotheque des Arts.