Menú

Historia del jardín

La naturaleza al servicio del arte

Nápoles. Santa Clara

La construcción del convento e iglesia de Santa Clara se inició en el año 1310 bajo la promoción del rey Roberto d’Angiò con la intención de convertirlo en mausoleo de la familia real. En el siglo XVIII se empezó a utilizar una capilla de la iglesia como mausoleo de la rama napolitana de los Borbones. Uno de sus componentes más importantes es el Claustro Grande, que tiene planta cuadrada y sus cuatro lados adornados con una arquería gótica. Los muros están recubiertos con pinturas murales de temática religiosa. En el centro el arquitecto Domenico Antonio Vaccaro llevó a cabo en 1742 un jardín clasicista, que posee dos paseos con forma de cruz griega, conformados por 72 pilares octogonales adornados con paneles de azulejos, entre los que se sitúan asientos también recubiertos con paneles de azulejos de mayólica, que poseen decoraciones vegetales y escenas dibujadas por Donato y Giuseppe Massa.