Menú

Historia del jardín

La naturaleza al servicio del arte

Málaga. Jardines del Retiro

PROMOTORES . En 1669 la finca fue adquirida por fray Alonso de Santo Tomás, obispo de Málaga e hijo natural del rey Felipe IV. . En 1692 la finca fue comprada por José Guerrero Chavarino, Primer Conde de Buenavista. . Tras su muerte la finca es heredada por su viuda. . En 1715 es heredada por su hijo Antonio Guerrero Coronado, Segundo Conde de Buenavista. . En 1745, al morir sin descendencia legítima, la finca es heredada por su sobrino José Domingo Echeverri, Sexto Conde de Villalcázar. . A su muerte ambos condados con sus correspondientes propiedades y mayorazgos son heredados por Felipe Longinos (+ 1811), Séptimo Conde de Villalcázar e importante miembro de la ilustración malagueña. Durante los años en que fue propietario de la finca, visitó los jardines Antonio Ponz, que los incluyó en el libro correspondiente de su Viaje a España. PERIODOS CONSTRUCTIVOS Primer periodo: Fray Alonso de Santo Tomás realiza entre los años 1669 y 1692 el Jardín Huerto. Segundo periodo: El Primero y el Segundo Conde Buenavista realizan entre 1692 y 1745 el Jardín Patio y el Jardín Cortesano. Tercer periodo: El Séptimo Conde de Villalcázar lleva a cabo los juegos de agua, las escaleras y esculturas de barro cocido del Jardín Huerto. ESTRUCTURA Los jardines se organizan conforme a una planimetría de tipo andaluz, separando la casa de los jardines, estando ausente la unidad compositiva de ambos, por lo que están formados por adiciones yuxtapuestas. Los jardines se inspiran simbólicamente en modelos míticos como el jardín del Edén y la Arcadia, donde predomina una naturaleza poblada por dioses, semidioses y otras fuerzas salvajes. Desde el punto de vista formal los jardines poseen elementos formales y compositivos, que provienen de tres modelos de la jardinería histórica: el jardín andaluz, el jardín francés y el jardín italiano. Los jardines están conformados por tres unidades principales: el Jardín Huerto, el Jardín Patio y el Jardín Cortesano. JARDÍN HUERTO Está formado por un esquema renacentista, con planta rectangular dividida en cuatro sectores por dos paseos que se cruzan en el centro, donde se halla la Fuente de la Batalla, que se nutre del Estanqte del Sombrero, situado en lo zona más alta de los jardines. Uno de los elementos más singulares del jardín es el Reloj Solar, realizado en mármol de carrara. Con sus trescientos cuadrantes mide la hora solar en Málaga a lo largo de los 365 días del año. El reloj tiene grabado el escudo del obispo fray Alonso de Santo Tomás. JARDÍN PATIO Se inspira en el modelo pagano de la Arcadia y está hecho para el disfrute de los sentidos. Pertenece a la tipología del parterre. En su centro posee una monumental fuente realizada en Génova y presidida por el abrazo amoroso de un tritón y una sirena, y en los alrededores hay numerosas esculturas marmóreas de procedencia genovesa, que representan a dioses del Olimpo relacionados con los jardines y personajes del teatro italiano del siglo XVIII. JARDÍN CORTESANO Inspirado en modelos franceses e italianos, está formado por amplias perspectivas proporcionadas por escaleras, juegos de agua, fuentes y esculturas de barro cocido atribuidas por Antonio Ponz al escultor cortesano Juan Cháez. Entre sus obras destacan las esculturas de un pastor con su perro y dos personificaciones de ríos, la fuente del león, colocada en la parte superior, y la fuente del hongo, situada como cierre de la perspectiva en la zona inferior. BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA MORALES FOLGUERA, José Miguel (editor)(1994), Fray Alonso de Santo Tomás y la Hacienda El Retiro, Málaga, Benedito Editores. MORALES FOLGUERA, José Miguel (1996), Los Jardines Históricos de El Retiro, Málaga, Benedito Editores. MORALES FOLGUERA, José Miguel (2000), El viaje neoplatónico y su imagen en los jardines de El Retiro de Málaga, Del Libro de Emblemas a la ciudad simbólica, vol. I, Actas del III Simposio Internacional de Emblemática, Castellón, Universitat Jaume I, págs. 303-324.