Menú

Historia del jardín

La naturaleza al servicio del arte

Madrid. Palacio Real. Plaza de Oriente

El origen de este amplio espacio, que da monumentalidad a la fachada urbana del palacio, se encuentra en la época del gobierno de José Bonaparte, apodado el Rey Plazuelas, que ordena el derribo de las construcciones situadas en este lugar para construir una plaza. Proyectada inicialmente por Isidro González Velázquez, su traza definitiva se debe a Narciso Pascual y Colomer. Tiene planta elíptica y está adornada con jardines formados por parterres de setos bordados y troncocónicos de inspiración francesa, y por alineaciones de árboles de sombra. En el centro del eje axial, que une la fachada principal del Palacio Real con la fachada posterior del Teatro Real, se ha dispuesto en lo alto de un pilar situado sobre una fuente la estatua ecuestre de Felipe IV fundida en bronce por Pietro Tacca, que estuvo originalmente en el Jardín de la Reina del Palacio del Buen Retiro. El programa iconográfico de reyes españoles se completa con las numerosas esculturas de monarcas dispuestas en el espacio perimetral de la plaza. BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA: CHUECA GOITIA, Fernando (1974), Madrid, ciudad con vocación de capital, Santiago de Compostela, Editorial Pico Sacro. AÑÓN, Carmen, LUENGO, Mónica, LUENGO, Ana (1995), Jardines artísticos de España, Madrid, Espasa Calpe. MILLARES ESCOBIO, Coro (coord.)(1998), Felipe II el rey íntimo. Jardín y naturaleza en el siglo XVI, Catálogo de la Exposición celebrada en el Palacio del Real Sitio de Aranjuez, 23 de septiembre al 23 de noviembre de 1998, Madrid, Patrimonio Nacional. MARTINEZ SHAW, Carlos y ALFONSO MOLA, Marina (edit.)(1999), Arte y saber. La cultura en tiempos de Felipe III y Felipe IV, Catálogo de la Exposición celebrada en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid, Madrid, Ministerio de Educación y Cultura. RABANAL YUS, Aurora (1989), Los jardines del Renacimiento y el Barroco en España, en Jardines del Renacimiento y el Barroco, Wilfried HANSMANN, Madrid, Nerea.