Menú

Historia del jardín

La naturaleza al servicio del arte

Madrid. Palacio Real. Campo del Moro

Precedentes renacentistas Los orígenes de la ciudad de Madrid, la Macherit Hispanomusulmana, se hallan en este enclave, donde en la Edad Media se construyó una fortaleza que dominaba desde su alta atalaya el cauce del río Manzanares y el camino desde Toledo a la Alcarria. En 1083 Alfonso VI conquista la ciudad y su castillo se convierte en alcázar cristiano. Cuando Felipe II designa a Madrid como capital de su imperio el Alcázar se convierte en su residencia oficial, por lo que a partir de entonces se llevan a cabo continuas reformas y ampliaciones. En esta época el Alcázar se dota con cuatro jardines situados en los alrededores, que pueden contemplarse en el plano de Madrid realizado por Texeira en 1656. El Jardín del Cierzo se encontraba al norte. Tenía planta rectangular y cuatro cuadros regulares. Al suroeste se hallaba el Jardín del Rey con una superficie cuadrada formada por cuatro cuadros y una fuente central. En el sector noreste se ubicaba el Jardín de la Reina, que tenía forma rectangular con ocho cuadros regulares. El cuarto jardín era el de la Priora, situado entre el Jardín de la Reina y el convento de la Encarnación. En 1626 Juan Gómez de Mora, que interviene en la construcción de la nueva fachada del palacio, realiza el proyecto de un gran jardín, que pretendía dar unidad a los diversos jardines existentes, aunque no se llegó a realizar, por lo que esa situación se mantuvo durante todo el siglo XVII. Campo del Moro En la Navidad del año 1734 ardió el viejo Alcázar, encargándose la realización del proyecto de un nuevo palacio al arquitecto italiano Felipe Juvarra. Tras su muerte el arquitecto piamontés Juan Bautista Sacchetti sería nombrado director de la fábrica. Simultáneamente a la construcción del nuevo palacio, también conocido con el nombre de Palacio de Oriente, Sacchetti realizó dos proyectos de unos nuevos jardines entre 1737 y 1738 para decorar la gran superficie irregular situada entre el basamento del palacio y el cauce del río Manzanares. Estos proyectos no se llegaron a realizar, como tampoco los que diseñaron Esteban Boutelou en 1747, Ventura Rodríguez en 1757 y Francisco Sabatini en 1767. Los actuales jardines del Campo del Moro fueron diseñados en el año 1844 por el arquitecto Narciso Pascual y Colomer, y realizados a finales del siglo XIX por el jardinero catalán Ramón Oliva. Tras la Guerra Civil los jardines sufrieron una profunda restauración. Los jardines presentan hoy un estilo ecléctico, en el que se mezclan los elementos clasicistas, formados por los dos principales ejes –el axial, que conduce desde la entrada situada en el Paseo de la Virgen del Puerto hasta la imponente fachada del palacio, y el transversal, en cuya confluencia se sitúa la monumental Fuente de los Tritones- con los elementos paisajistas, constituidos por bosquetes, caminos de trazado sinuoso, esculturas y diversas construcciones de estilo rural, como el Chalet de Corcho y el Chalet de la Reina. Uno de los espacios más significativos es el del Jardín de la Chata, inspirado en modelos orientales. La importancia del eje principal está remarcada por una extensa superficie abierta y tapizada por el verde césped, por la Fuente de los Tritones ubicada en la mitad de su recorrido y por la amplia plaza situada delante de la fachada de palacio erigida sobre un amplio basamento o gruta conocida como la Estufa de las Camelias, que fue diseñada por Sacchetti como invernadero. En el centro de la plaza se halla la Fuente de las Conchas, adornada con conchas, galápagos, delfines, niños y ninfas. BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA: AÑÓN, Carmen, LUENGO, Mónica, LUENGO, Ana (1995), Jardines artísticos de España, Madrid, Espasa Calpe. CHUECA GOITIA, Fernando (1974), Madrid, ciudad con vocación de capital, Santiago de Compostela, Editorial Pico sacro. MILLARES ESCOBIO, Coro (coord.)(1998), Felipe II el rey íntimo. Jardín y naturaleza en el siglo XVI, Catálogo de la Exposición celebrada en el Palacio del Real Sitio de Aranjuez, 23 de septiembre al 23 de noviembre de 1998, Madrid, Patrimonio Nacional. MARTINEZ SHAW, Carlos y ALFONSO MOLA, Marina (edit.)(1999), Arte y saber. La cultura en tiempos de Felipe III y Felipe IV, Catálogo de la Exposición celebrada en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid, Madrid, Ministerio de Educación y Cultura. RABANAL YUS, Aurora (1989),Los jardines del Renacimiento y el Barroco en España, en Jardines del Renacimiento y el Barroco, Wilfried HANSMANN, Madrid, Nerea.