Menú

Historia del jardín

La naturaleza al servicio del arte

Lisboa. Palacio de Fronteira

Se encuentra situado en el barrio de Santo Domingo de Benfica, al pie de la colina de Monsanto y junto al convento de Santo Domingo. El palacio fue construido por el primer marqués de Fronteira, Don Juan de Mascarenhas (1632-1681). Cosme de Medici en su relato del viaje a Portugal visita la quinta el 7 de febrero de 1669 y describe tanto el palacio, que se hallaba en obras como el jardín contiguo, que dice estar formado por parterres, esculturas, fuentes, un estanque, un laberinto y escaleras de mármol. La casa y el jardín estaban adornados con cerámicas, que representaban diversas historias. El palacio se hallaba a una milla de la ciudad. La entrada se hallaba en el costado norte, donde se encuentra el patio. En el centro de la fachada hay una doble logia de estilo serliano formada por tres arcos apoyados sobre columnas de piedra azul del Alentejo. El color ocre de los marcos contrasta con el color rojizo de los paramentos. Este colorido polícromo y el mismo ordenamiento se repiten en la fachada a los jardines, situada en el costado en el costado oriental, que está adornado con paneles de azulejos, que representan escenas que aluden al rey Felipe IV.. El palacio cuenta también con otra fachada exterior, que da al Jardín de Venus, la Terraza de la Capilla, que tiene el muro adornado con arcos, esculturas de un planetario y azulejos con imágenes de las artes liberales. Esta amplia terraza con planta rectangular está rodeada por la zona del jardín con una balaustrada de mármol y pequeños bancos adornados con azulejos del siglo XVII, que representan escenas costumbristas y animales. La fachada del palacio y de la capilla están adornadas con guirnaldas de flores y frutos en alto relieve, que se atribuyen a Lucca Della Robbia o bien a Nicolo Francesco Pisano, que estuvo en la península. La terraza tiene nueve nichos, cada uno de los cuales está ocupado por una escultura de mármol, que representan un planetario. Empezando por el lado oriental nos encontramos con Apolo, el pastor Marsyas. En el costado norcoccidental se hallan Saturno, Marte, Júpiter, Venus, Mercurio y Diana, que representa a la Luna. En la base de cada estatua hay una concha de mármol con un surtidor de agua, y encima medallones representando a emperadores romanos. Entre los nichos hay paneles de azulejos del siglo XVII, que representan a las siete Artes Liberales –Astronomía, Geometría, Retórica, Dialéctica, Música, Aritmética- y en el vestíbulo de la capilla a la Gramática. También están representadas las facultades intelectuales –Memoria, Entendimiento y la Voluntad- algunos sentidos –Gusto y Tacto- y presidiéndolo todo la Poesía. Los Jardines Aunque desde el palacio se puede acceder a los jardines a través de diferentes puertas, la entrada principal se realiza desde el patio principal por una amplia terraza, desde la que se contempla una amplia perspectiva del Jardín Grande. El Jardín Grande,realizado en estilo italiano, tiene planta rectangular con 65 metros de largo por 57 de ancho, formada por dieciséis cuadros de setos de boj, ordenados de cuatro en cuatro en torno a fuentes centrales, y un gran estanque, que tiene en su frente la Galería de los Reyes. Las zonas norte, sur y este de la balaustrada, que rodean el jardín, están adornadas con paneles de cerámica, que representan un programa astronómico con los cuatro elementos, los planetas, las constelaciones, los signos del zodíaco y los meses de laño. Los elementos verticales del jardín están formados por cinco fuentes, situadas en los nodos centrales de los cuadros, y por esculturas, que representan a faunos riéndose, ninfas danzando y dioses sonriendo. La fuente central de todo el jardín tiene forma octogonal, doble taza y un pilar central con sus cuatro frentes adornados con nichos y esculturas de pequeños cupidos. El pilar se remata por encima de la segunda taza con una esfera armilar y el escudo de Mascarenhas y la corona de una Marqués. El gran estanque y la Galería de los Reyes constituyen la obra maestra de todo el conjunto. Tiene un estanque rectangular con 50 metros de largo y 19 de ancho con dos majestuosas escaleras situadas a ambos lados, que suben desde el jardín hasta dos pabellones, que conducen a la Galería de los Reyes. Los frentes del estanque fueron adornados con doce paneles de azulejos y tres grutas, adornadas con embrechados, formados por incrustaciones de conchas, cristales, chinos y porcelanas. Los grandes paneles representan a personificaciones de ríos y a caballeros montados en caballos, que representan a personajes de la familia Mascarenha y que se inspiran en modelos velazqueños. En el arco central hay un gran nicho, donde se ha representado el Monte Parnaso con nueves esculturas de jaspe, que representan a las nueves musas. Toda la composición está coronada por la Galería de los Reyes, que tiene en su frente una gran balaustrada de mármol de carrara. En el centro hay una ventana coronada por la escultura de Iris, diosa de la oportunidad. Uno de los pabellones está rematado por la figura de Mercurio. El frente de la galería está adornado con nichos, que acogen bustos de reyes de Portugal, empezando por el Conde Don Henrique, padre de Don Alonso Henriques , y terminando con Don Pedro II, como Príncipe Regente. A través de una pabellón se accede a una nueva galería, que tiene otros cuatro bustos de reyes. Bajando por la escalera se accede al Jardín de Venus, que está en un nivel superior al Jardín Grande. En uno de los costados del Jardín de Venus se halla la Casa de Agua o del Fresco, decorada interiormente con embrechados y con paneles de azulejos de la segunda mitad del sigo XVII. Está considerada como la gruta con embrechados más bella de Portugal, siguiendo el modelo de las grutas con rocallas italianas. En su frente hay una fuente conocida como estanque S, que está rodeada con bancos adornados con paneles de azulejos, que representan temas marinos, motivos vegetales y figuras alegóricas de la Música y de la Danza. Gatos y monos cantando y tocando instrumentos forman una orquesta. En la zona más alta de este jardín hay una fuente rectangular conocida como la Fuente dos Pretos, que tiene nueve nichos y figuras mitológicas. BIBLIOGRAFÍA CASSIANO NEVES, José, (1995) The palace and gardens of Fronteira, New York, Quetzal Editores.