Menú

Historia del jardín

La naturaleza al servicio del arte

Castillos del Loira. Villandry

El Jardín de Villandry El Jardín Renacentista Italiano se impuso en Francia, como en los restantes países europeos en el siglo XVI, contribuyendo a ello la propia admiración que sentían por el arte italiano los monarcas franceses, que llegaron a contratar a artistas italianos y que adquirieron obras para decorar sus palacios y jardines. Esta admiración se inicia ya en el siglo XV con los reyes Carlos VIII y Luis XII (1498-1515), madura con Francisco I (1515-1547), que conoció directamente Italia y que tras la derrota por las tropas de Carlos V formó en Paris y en Fontainebleau un centro artístico dirigido por artistas italianos, y continua con Enrique IV (1589-1610), casado con la florentina Maria de Médicis. Los jardines renacentistas franceses o desaparecieron o sufrieron importantes transformaciones en los siglos XVII y XVIII, por lo que hoy día no se conserva ningún jardín de esa época. No obstante, en el Valle del Loira hay un jardín, Villandry que, aunque quedó completamente destruido en el siglo XIX, fue reconstruido entre 1906 y 1924, siguiendo los grabados conservados de Du Cerceau, por su nuevo propietario, el español Joaquín Carvallo. De este modo y a un lado del chateau medieval y del palacio renacentista, fueron reconstruidos cuatro jardines sobre las cuatro terrazas existentes: 1. En la parte superior el Jardín de agua, formado por un gran estanque rodeado de parterres estructurados de forma ortogonal. Este gran estanque funciona como contenedor y distribuidor de agua por el resto del jardín. Un murete elevado, que conforma un paseo mirador, sombreado por hileras de árboles, separa este jardín de los otros tres dispuestos en terrazas inferiores. Su frente está adornado con hornacinas. 2. En la parte superior se halla el llamado Jardín de la inteligencia, que tiene planta rectangular y que está formado por cuadros de setos bajos recortados con tres fuentes bajas en el centro, flores de color malva y setos verticales con formas cónicas y cilíndricas en los ángulos de los cuadros. 3. A la izquierda, junto al castillo, se halla el Jardín del Amor, que está constituido por cuadros de setos bajos recortados con formas geométricas –triángulos- en le centro de los cuales hay flores de colores rojas, blancas y violetas. También tiene setos verticales. 4. Por último y en el nivel más bajo y extenso se halla el Jardín Huerto o Jardín del estómago. Ocupa una amplia superficie rectangular, donde, siguiendo una serie de ejes perpendiculares y axiales, se han plantado todo tipo de verduras, cuya estética está basada en la contraposición entre regularidad y variedad: la regularidad de los ejes y la variedad de las composiciones geométricas, de las plantas y de la geometría. BIBLIOGRAFÍA Gromort, Georges, L art des jardins,Ch. Massin, Paris. Kluckert, Ehrenfried (2000), Grandes jardines de Europa. Desde la Antigüedad a nuestros días, Konemann, Colonia. Fariello, Francesco, La arquitectura de los jardines. De la Antigüedad al siglo XX, Maireia/Celeste, Madrid. Le jardin a la française. De la Renaissance à nos jours, Dossier de l art, (2002), Dijon.