Menú

Historia del jardín

La naturaleza al servicio del arte

Barcelona. Parque de la Ciudadela

Barcelona, España

Tras la Guerra de Sucesión Felipe V ordenó la construcción de una fortaleza sobre el antiguo barrio de la Ribera, encargándose de su realización el ingeniero Jorge Próspero de Verboom. Estaba formada por cinco baluartes y rodeada por un foso. En 1869 el gobierno entregó la ciudadela a la ciudad de Barcelona con la intención de crear un jardín público. El ayuntamiento barcelonés organizó un concurso en el año 1872, concediéndose el primer premio al proyecto de Joseph Fontseré i Mestre. Con la ayuda del arquitecto municipal Antoni Rovira se realizaron la Cascada Monumental y el Umbracle, decidiéndose la conservación de algunos de los edificios militares para dedicarlos a museos y palacios de exposiciones. A partir de 1885 el Parque de la Ciudadela es escogido para la celebración de una Exposición Internacional.

El ayuntamiento nombró a Elies Rogent director de las obras. El 28 de mayo de 1888 quedó oficialmente inaugurada la Exposición Universal con la presencia de la reina regente y de las autoridades nacionales y locales. Una vez finalizada la Exposición el parque continuó dotándose de jardines y de esculturas, hasta el punto de que hoy es considerado como un museo al aire libre. El 21 de febrero fue declarado Jardín Histórico Artístico.

Entre los elementos más significativos del parque pueden destacarse los siguientes: Arco de Triunfo del Paseo Lluí Companys. Fue construido con motivo de la Exposición Universal de 1888 como puerta principal de acceso por el arquitecto Joseph Vilaseca i Casanovas. Fue realizado en ladrillo visto en estilo neomudéjar y consta de un gran arco coronado por el grupo escultórico que representa a Barcelona recibiendo a los visitantes. Las esculturas fueron ejecutadas por Joseph Llimona, Joseph Reynés, Torquat Tassó y Antoni Vilanova. La Cascada fue realizada por Joseph Fontseré para la Exposición Universal, atribuyéndose a Antonio Gaudí las rocallas, los mástiles de hierro y otras decoraciones menores.

Posee la forma de un gigantesco cangrejo, cuyas patas funcionan como escaleras, por las que se accede hasta el Arco de Triunfo, que está coronado por el Carro de la Aurora obra de Rossend Nobas. Debajo del Arco se halla la escultura de Venus sobre una gran concha, tema inspirado en el Nacimiento de Venus. Es obra de Venanci Vallmitjana. El Umbracle fue diseñado por Fontseré para la Exposición Universal. Se realizó con ladrillo y madera, sosteniendo sus naves estilizadas columnas de hierro, que protegen la vegetación de clima tropical. El Hivernacle es otra muestra excelente de la arquitectura de hierro y cristal. Fue construido para la Exposición Universal por Joseph Amargos en 1884.

En el centro se halla la Fuente de Barcelona, diseñada por el escultor Xavier Corberó. Jardines de Forestier. En el amplio espacio rectangular situado delante del edicidio del Parlamento y ocupado originalmente por el Patio de Armas de la Fortaleza, J. C. Forestier diseñó en 1917 un estanque ovalado rodeado de jardines de estilo clasicista. En el centro se halla una copia de El Desconsol, escultura modernista realizada en 1903 por Joseph Llimona.